GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

viernes, 20 de mayo de 2016

Himno de este blog: Y bailaré sobre tu tumba


    A la vista está que di en El Imparcial y la Fundación Ortega-Marañón con un cementerio de muertos vivientes, zombies de la vanagloria, de  la codicia y del negocio rastrero del alma donde se vende la ética por un módico precio a Satanás; un espacio de maldad y poca vergüenza donde se explota con reminiscencias feudalistas y esa chulería tirana de no poca gentuza que pasó por la existencia pisoteando los derechos humanos.

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/04/los-puercos-comportamientos-de-la.html 

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2015/12/lo-que-el-imparciales-oculta-la-sociedad.html 

  Ante estas hipocresías que anidan pútridas en no menos pútridos corazones de gentes sin escrúpulos que tanto abundan en el mundo occidental, solo se puede sentir repugnancia si se es honrado y con principios morales. 

  No es que me gustara especialmente Siniestro Total entonces, pero hay una canción de este grupo que escenifica a la perfección la repulsa, el asco y el aborrecimiento que inspiran ciertos personajes desconocedores de lo que es la  ética e hinchados de presunción sin honra.

  Los explotadores y abusadores que roban el trabajo ajeno son proclives a la estupidez. Nada les salva de sí mismos salvo el ridículo de sus acciones, como penitencia.

  Así que a partir de ahora, Y bailaré sobre tu tumba- un poco de coña-se convierte en el himno de este blog con los mejores deseos para esas gentes que viven estando muertas y que dejarán de vivir, enterradas en tumbas olvidadas pero dando cuenta sus almas de los abusos cometidos en vida. Cuánto más alto llega el especulador sin conciencia, más hondo es el agujero donde se revolverá con llanto y crujir de dientes. Y yo, bailaré allá donde yazcan. 

  Con cariño y de corazón, a todos aquellos que intentan (SIN ÉXITO) amargarnos la existencia día a día... 

Lo del te mataré con mis zapatos de claqué... no hay nada que temer. No lo bailo. Jaja. Ja. Me parto de la gracia, oye. La leche, la gracia que me hace; me troncho viendo este circo y sus payasadas elitistas.

  No creo que empresas y fundaciones sin consciencia de la honestidad vayan a durar mucho. Con razón temen estos hipócritas que las tempestades del comunismo terminen asolando sus farsantes actividades. 

Ellos son los que sembraron los vientos. Seguro que bailaré sobre sus tumbas. Iré a visitarlas. 

Hipócritas del mundo, idos a la mierda. Perfectamente.

1 comentario:

Paqui Diaz R. dijo...

En absoluto es tu estilo musical este precisamente, muy ingenioso Ignacio como siempre, jajaja