GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

miércoles, 25 de mayo de 2016

¿El Imparcial.es? La imparcialidad, a conveniencia de Anson


  No hay ejemplo de honradez personal en Anson, durante toda su vida, que pueda poner en la balanza sobre el ejemplo de honestidad que tuve yo y que narré en reciente entrada. Ninguno viendo cómo se porta con tan poca ética profesional como presidente de un periódico que ha atropellado, de modo categóricamente infame, mis derechos básicos.

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/05/soy-mas-honrado-que-anson-y-vila-con.html

 Soy incapaz de hurtar ni un bolígrafo aunque no haya nadie en cien kilómetros a la redonda. NO pagarme por un trabajo realizado durante dos años, posicionado al día de hoy, permanentemente, en primeros lugares de Google con las columnas plagadas de publicidad que lucran a su periódico es una auténtica guarrada.  

 Otros sí roban bolígrafos y lo que tercie sin importar una mierda la decencia o la ética. Hay quien se lleva tantos que termina creso y hábil en la distracción moral. Acumulando méritos con deshonestidad. 


  Según como ha obrado de modo tan rastrero a través del mal encarado Joaquín Vila, Luis María Anson puede ahorrarse todas sus peroratas moralistas y gansonadas si es incapaz de mostrar elemental honestidad con un caso detestable de injusticia como el que comete contra mí. De Vila nada que decir sobre cuestiones éticas siendo como es, desgraciadamente para él.

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/04/gansonada-de-anson-hoy-con-bastante.html 

 La palabra del académico no dice nada salvo desde el prisma ciego de la hipocresía abundante en este país adulador de sus falsos próceres que ocultan lo que de verdad son tras la máscara de la sociabilidad. Si no existe palabra en la que creer menos credibilidad existe en la imparcialidad con la que dice Anson pronunciarse, como si fuera árbitro sin tomar partido. Y en cierta manera es así, porque el partido que ha tomado toda su vida parece ser que ha sido él mismo. El desarrollo de una labor humanista semeja ser una excusa que le ha enriquecido.

   Si ya es parcial en cuestiones éticas que se suponen inamovibles en personas de buena voluntad, la imparcialidad de Anson está hecha de conveniencias, siempre mirando por el beneficio de su inescrupulosa carrera hacia el estrellato eterno.

   Es curioso contemplar con qué benevolencia trata a cada cual según las circunstancias socio políticas que pueden afectarle a él personalmente. Nunca se compromete porque no es un hombre que actúe a cara descubierta: primero se asegura el bocado y luego se tira a la yugular o primero se asegura el bocado, eso siempre, y luego hace la vista gorda según quién sea el que da de comer. Rasputín actuaba de igual modo, contentando a todos sin dejar a nadie fuera de la preceptiva traición, si se daba el caso circunstancial de que algo pudiera beneficiar la vanidad o la avaricia. 

 Embaucar no es nada fácil. Para ser alguien así hay que mamar desde los orígenes esos genes depredadores que contibuyen a que cada especie evolucione según la ley de la fuerza por la debilidad de la presa. La familia Anson ha progresado, aunque son muchos los críticos que pueden censurar el modo de hacerlo.

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/04/el-renombrado-luis-maria-ganson_25.html 

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2015/12/preocupado-por-la-salud-moral-de-anson.html

 Siendo seres racionales no solo la naturaleza cruel debería actuar como instinto para ganarse la vida, considerando conceptos más profundos y menos salvajes que valorar más allá de nuestra condición animal o astucias deshumanizadas. Puras parcialidades de filántropos engañosos que convierten este mundo en una pesadilla de hipocresía sin límites para la maldad. A conveniencia.

1 comentario:

Paqui Diaz R. dijo...

Es difícil imaginar un mundo sin gentes que no hagan el mal porque a éstas parece que se le va la vida en ello día a día, es una enfermedad que cuenta con muchos convalecientes, qué triste. Remediarlo es difícil también por lo visto.
Cuando se trabaja, tu esfuerzo ha de ser recompensado siempre, no se trabaja por amor al arte, el beneficio económico que se obtiene por trabajo realizado es justo recibirlo, lo contrario es un robo y las maneras canallescas.