GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

viernes, 15 de abril de 2016

Parecidos razonables. Esa boquilla de José Varela



















     A José Varela Ortega, editor de El Imparcial.es, presidente actual de la Fundación Ortega-Marañón, la que no paga y además se queda con toda la caradura los documentos de una donación,  solo falta que le asomen las aletas para no parecer de secano. 

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/01/las-putridas-raices-de-el-imparciales.html 

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/04/los-puercos-comportamientos-de-la.html 

  ¿Por qué será que los insignes señores que se aprovechan del trabajo ajeno lucen orondas tripas y parecen estatuas sin respiración cuando no abren la boca? Algunos se asemejan a especies de una fauna por catalogar ¿Están tan henchidos de comilonas a costa del esfuerzo ajeno que no pagan,  que les cuesta andar, les cuesta respirar, les cuesta aparentar humanidad y decoro en sus actitudes? La apariencia física  que dan es el reflejo de un interior que debe de estar un poco insano: golosa, glotona,  parece que se les salen las vísceras infladas por los ojos. Insaciables.

Solemnidad de boquilla, fauces tan flexibles como las reglas de la moral y los arbitrios de la decencia y la integridad personal.

  ¿Por eso Dios provee de boca generosa a quien no tiene límite para ponerse la botas? El problema es que muchos se atiborran prescindiendo de una ética que no les aprovecha con la codicia terrena. Desgraciadamente para ellos, tampoco les aprovechará cuando los gusanos los despachen después de haberse nutrido parasitariamente tan a gusto, depredando por la cara. La misma cara que retrata a tan insignes almas cuando posan, mostrándose  un tanto vacías de fondo espiritual.  De ahí la poco apariencia de humanidad que se gastan hasta en las obras personales. Tan respetables ellos y proporcionalmente fondones.



  Que les aproveche el banquete de la parasitación, pero cuidado que con esas pintas comprimidas cualquier día los encuentran infartados en los suntuosos despachos, así se estén pagando revisiones médicas para prolongarse la vidorra de la excusa intelectual. Sobre las cuestiones éticas no hay nada que revisar porque no da beneficios. Racionalmente claro, faltaría más, para tan honorables aprovechados.

Pero si un día les pica el gusanillo de la conciencia, les recuerdo que mis 90 columnas siguen posicionadas en primeros lugares de internet lucrando sus bolsillos. Además decirles que eso del mobbing es una guarrada que descalifica toda la intención cultural de la que presumen. Una basura el mobbing como la intencionalidad sin visos de honra.

Respuesta, ¿beodo, de Joaquín Vila y mi diligente contestación. 


1 comentario:

Paqui Diaz R. dijo...

90 columnas que se ha engullido para y por beneficio de los nombrados sin que el artífice de ellas, que eres tu Ignacio hayas percibido remuneración alguna y el desprecio sentido añadido por su parte, cuando eres victima de mobbing es algo desgarrador, destruye a la persona. Mérito el tuyo Ignacio.