GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

martes, 23 de febrero de 2016

Pague, tramposo Anson, por Charneguet (Escritor)



  Mis once libros publicados, más el que pronto estará editado, me han granjeado amigos de inspiraciones literarias que juzgan como inadmisible la pretensión explotadora y parasitaria de El Imparcial.es en esta Guarrada, incalificable en verdad, que llevo denunciando ya para tres meses con gran influencia en Internet. Puedo asegurar que no hay periódico, medio de comunicación y periodistas de renombre que no tengan noción de lo que está pasando. Ya me encargo de ello sembrando información.


  Las personas honradas critican estas actitudes estafadoras del periódico digital donde escribí durante casi dos años. Todas coinciden en corroborar que hay que ser muy guarros para cometer estas guarradas. Amigos en acuerdo de todas las ideologías y pretensiones políticas que les caracteriza no andarse por las ramas a la hora de tratar con gentuza y llamar a las cosas por su nombre. 

  En este caso Charneguet que escribe este texto, es de convicciones izquierdistas, pero tiene en común con los de convicción liberal ser una buena persona harta de latrocinios y caraduras encubiertos con honorabilidades inmerecidas. 

  Puedo estar de acuerdo o no con sus ideas políticas pero siempre hemos comulgado, desde distintos prismas, con la observación de la honradez y la honestidad proceda de donde proceda. Como Dios manda.

                                              
                                            ESCRITO POR CHARNEGUET

Lo que a mi amigo Ignacio le están haciendo en "El Imparcial.es" tanto el señor Anson como sus adictos garbanceros, presenta unos perfiles tan chuscos y barriobajeros que a los de Palermo o Corleone los hacen santos. 

  A uno que de por sí es bastante receloso cuando se conceden honores rimbombantes según a quién, -al señor Anson le concedieron el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades-se le confirma aquello de dime de qué presumes para saber de qué careces. Un dicho que en el señor Anson alcanza su máxima expresión. Dar esa distinción a un huele bragas solo porque fue un servil palanganero a la causa monárquica, me parece, no ya un exceso, sino un solemne disparate.

 ¡Qué bajo cayó la comision de expertos de la fundacion!... Es como si le dieran el premio de medicina al bacilo que produce la tuberculosis. 

 Pague lo que le debe al señor Fernández Candela, señor Anson. Pague sus 90 columnas o devuelva un premio del  que de ninguna de las maneras es acreedor. Porque si guarros son quienes hacen guarradas, tramposos son quienes hacen trampas. Y usted lo es, señor Anson.

1 comentario:

Paqui Diaz R. dijo...

El hecho de explotar a las personas es incalificable, todos pensamos de igual manera que tú. Otro en tu lugar hubiera sucumbido ante lo ocurrido, tú eres fuerte y no te rindes. Los responsables de este mobbing, han de PAGAR YA.