GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

miércoles, 24 de febrero de 2016

Luis María Anson y sus inflados méritos



http://www.libertaddigital.com/espana/2016-02-23/anson-se-deshace-con-rita-maestre-y-le-dedica-un-poema-yo-soy-el-que-te-espera-1276568425/
  
  Cualquiera diría que Anson pierde fuelle en sus lisonjas a Rita Maestre. Está como constreñido, tanto que no le importa perder la compostura mostrando verdaderamente como es. Lo mismo que pasa con la Guarrada de El Imparcial.es sin preocuparse de su imagen demoledoramente indecente que está dando públicamente: ¿explotador laboral, oportunista, aprovechado? 

  Su trayectoria es lo más parecido a un espejismo comparado con verdaderos prohombres de España. Luis María Anson es más renombre de cartón que empaque sólido de profesionalismo. A decir verdad, comparado con el insigne D. Pedro Voltes Bou, sus estudios son nimios y su trayectoria simplista. 

Veamos las biografías de sendos periodistas con fuente objetiva de la Wikipedia:

D. Pedro Voltes Bou:

Pedro Voltes era licenciado en Filosofía y Letras, Derecho, Ciencias Económicas, Ciencias Políticas y Ciencias de la Información, doctor en Derecho y Filosofía y Letras, MA en Matemáticas, y diplomado del Industrial College de Washington. Consejero Superior de Dirección y Administración de Empresas por la Escuela de Alta Dirección y Administración de Barcelona. Becario y posteriormente colaborador del Centro de Estudios Económicos y Sociales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Luis María Anson, presidente aprovechado de El Imparcial.es:

 Estudió en el Colegio del Pilar. En 1954 ingresó en la Escuela Oficial de Periodismo, aunque ya había entrado el año anterior en el diario ABC y en el mismo año en que ingresó en la Escuela Oficial de Periodismo ya era colaborador habitual. Se casó en 1967 con Beatriz de Balmaseda, hija del marqués de Casasola.5 El matrimonio tiene tres hijas: Leticia, Marta y Beatriz. Es hermano del empresario Rafael Anson Oliart y del escritor Francisco Anson Oliart.6 Su hermana mayor, María Clotilde, falleció el 27 de abril de 1994.

A todas luces D. Pedro Voltes Bou daba mil vueltas al inflado Luis María Anson. Anson ya estaba colocado por las influencias mientras D. Pedro se lo escaló como becario. Anson no respeta el trabajo ajeno porque, como a Vila, le dieron la sopa boba hasta masticada.

Sigamos ahora con la bibliografía de ambos:

Libros de D. Pedro Voltes Bou:

Voltes publicó más de ochenta libros de historia y ciencias sociales, así como dos novelas y biografías de Cristóbal Colón, Otto von Bismarck,2 los reyes Felipe V, Fernando VI, Carlos III y Fernando VII, y Federico II el Grande de Prusia.

Libros de Luis María Anson:

Diez libros.

  Por agravio comparativo D. Pedro Voltes Bou era más culto, mejor preparado y, por lo que sé de uno y de otro, hasta más honesto. D. Pedro Voltes Bou fue un genio y como todos los genios arrinconado por los mediocres o las gentes encumbradas de pocos escrúpulos.

  No es extraño que el periodista-que dicen decano-se montara una camarilla de mamporreros que no pueden disimularlo ni en la cara.

  Visto lo visto, en mi opinión la formación de Anson solo fue la excusa para acceder a la élite del poder no buscando lo más justo sino lo más lucrativo e interesado. De este modo, con el pretexto de la dignidad en el desempeño de sus funciones, se fue arrimando a los banquetes más copiosos con el fin de pillar el mejor cacho e influencia; preferentemente junto a la institución monárquica desde donde pudo acceder a honores y privilegios ejerciendo de correveidile de altos vuelos, como así me comunicó el fallecido D. José María Ruiz-Mateos.

 A raíz de una visita que realizó Anson a Alondra, el empresario me dijo que no me fiara y que ése iba a espiar para otros qué es lo que estaba pasando con él. Tal cual hizo treinta años antes cuando Anson fue a visitarle a Londres importándole un pimiento la injusticia que cometieron con él.

  En este tiempo noté como cierto cargo de conciencia en el académico por no haber hecho más por el empresario. Acaso sea sabedor del crimen silenciado que se ejecutó contra él, enriqueciéndose tanto malnacido de este país que ha ascendido no sin jugar muy sucio disimulando la pútrida esencia personal.

  Luis María Anson parece inflado artificiosamente de halagos por parte de los lisonjeros y pelotas que están junto a él para dar bocado, tal cual se arrimó con exiguo currículum para meter cabeza en cuantos tinglados misérrimos en lo moral pudieran llevarle a la cúspide de los méritos, bastante inmerecidos si nos atenemos al grandioso currículum de D. Pedro Voltes Bou, de lejos mejor escritor  pero ciñéndose a las estrictas reglas de la moralidad y la decencia que otros jamás han seguido.

  Los últimos peloteos de Anson a Rita Maestre, como antes los escupió a Felipe González, ladrón del Holding Rumasa y del 10% del PIB español, asegurándose domar la justicia para sus intereses propios de la mafia, lo identifican como oportunista que pacta hasta con el diablo seguro de obtener sus recompensas. Tal cual lo hacen otros animales secundarios de la sabana africana, cuando el león da por terminado el festín para regalar las sobras. Como los méritos adquiridos por favores prestados que no corresponden estrictamente a lo profesional.

  Sabrá Anson los secretos que se llevará a la tumba, como esta guarrada indecente por la que no se da por aludido siendo un moroso que no teme el ridículo de sus actos, seguro en la vanidad de los triunfos por sus estrategias un tanto oscuras. Él sabrá pero si no se me retribuye mi trabajo y no se me da una disculpa por esta cerdada de El Imparcial.es, me temo que tendrá que seguir escuchando mi indignación después de que lo entierren, siguiendo la línea de investigación que dice tanto de él como se calla. 

  De todos modos creo que hay mucha chapuza en el escaparate que se ha montado en El Imparcial.es, aparte de lo vergonzoso en habituales faltas de ortografía que yo advertía porque me daba vergüenza ajena escribir en un medio tan poco esmerado. Aunque es lo que hay que esperar si dirige un periódico el mediocre y abusivo Joaquín Vila y sus maneras de progresar junto a la subdirectora Cano Ezcorría. Qué pintones quedarían estos dos tramposos en las colas del paro.
 http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/01/las-habituales-faltas-de-ortografia-en.html
  



  Hace tiempo avisé a la hipócrita Carmen de la Vega, responsable de colaboraciones, sobre la imagen de mediocridad que daba Anson y El Imparcial.es cuando en vez de Biografía en el enlace que daba paso a los rimbombantes méritos del académico, había una errata que ponía: Biogafía. Y así lleva años sin que ninguno de los mediocres del periódico haya advertido la errata que de la Verga no comunicó. Así es todo en la vida de Anson, mucha intención pero al final se ve el plumero de la simpleza a poco que se observen los detalles; los que, verdaderamente, lo dicen todo.

  D. José María Ruiz-Mateos sí fue un genio de la finanzas y de la empresa, de ahí que fuera atacado de manera miserable. D. Pedro Voltes Bou también fue un genio multidisciplinar, será por ello que los mediocres hayan pretendido enterrar su persona y su obra con méritos menores, amenazados por la verdadera sabiduría que él representaba.

  En cambio Luis María Anson solo aspiró a genio y se quedó en un simple cuadro de decoración sin más empaque que lo adquirido mediante cambalaches de favores por honor, premios, académicas eñes minúsculas y pasta. Por eso mismo, por no ser genio de nada en este país con tanto mediocre en la cúpula, le fue tan bien toda su vida hasta el punto de no importarle la imagen indecente que está dando con esta guarrada que le califica junto a sus colaboradores. No somos, no son nada.



1 comentario:

Paqui Diaz R. dijo...

La apariencia no son hechos, personas interesadas éstas, solo piensan en ellos y husmean, interesante lo que nos muestras en el primer enlace.
En fin sobra decir nada al respecto.
Tienen y deben cumplir con lo que te adeudan.