GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

jueves, 28 de enero de 2016

Anson desolado: sin chanchullo por el IV Centenario de Cervantes


  Me imagino la desolación de esta panda de vividores que conforma el panorama cultural español.


   No te equivoques Anson. La actitud de indiferencia es hacia los oportunistas que chupan del bote con cualquier excusa cultural. A mí me has demostrado que la calidad intelectual está al margen del valor moral. Tarde o temprano actitudes de tanta bajeza dan el cante y las palabras, el discurso vacío, ya no cuelan.


  Iban los insignes oteando el horizonte cervantino y se les chafó el festín de la carnaza. Triste vida la de los oportunistas sin suerte, oye.

   Con la iniciativa privada se pilla cacho pero con las subvenciones gubernamentales se llena el depósito de la gasolina en los cochazos de representación; se hinchan las panzas con opíparas viandas en restaurantes de lujo; se alimenta la vanidad a costa del tinglado literario y se frotan las manos planificando negocios a costa del sufrido Cervantes, cuyos herederos culturales se gastan una cara dura que bien habría podido reflejar en sus Novelas Ejemplares. Algunos de la actualidad dejan a Rinconete y Cortadillo en meros aficionados de la picaresca; elenco del patio de Monipodio incluido.



   Me sumo  a la desolación de Luis María Anson por la falta de presupuesto para montarse a lo grande un IV Centenario de Cervantes con El Imparcial movilizado; la Plataforma de El Espectador con excusas para vender más y mejor; la Fundación Ortega-Marañón presta a celebrar múltiples conferencias cobrando entrada; los catedráticos manejando los presupuestos al antojo y la caradura disimulada con boato, elegancia y pulcritud que ocultan las verdaderas miserias morales de intelectuales de postín que no tienen la menor vergüenza en lucrarse aprovechándose del trabajo ajeno. ¡Qué desolación, oye!

  Como mis 90 columnas semanales durante dos años,  posicionadas en primeros lugares de Internet, de calidad contrastada y sin pagar en El Imparcial.es, cuyo director, bastante impresentable él, pretendió expulsarme dándome una puntilla moral, ahorrándose el dinero que se me debe. Además no estaría de más una disculpa por soportar durante meses un repugnante mobbing e intentar destruir mi autoestima de repugnantes modos.

   En consecuencia, la desolación de Anson me la paso por el forro de mis indignaciones, porque creo que es justa decisión del Gobierno la indiferencia por facilitar  el agosto a tan ilustres cínicos que viven con la complacencia del dinero público y la fama inmerecida de una dignidad que para mí-y para cuantos van sabiendo de La Guarrada de El Imparcial.es por la Red- es solo una pose sin valor.

   Es de agradecer que los hipócritas de este país se vayan quedando sin excusas para sus mamandurrias que además están basadas en la explotación de los semejantes-tal y como ha hecho El Imparcial.es, periódico digital de la Fundación Ortega-Marañón-y en el disimulo de una ética extraña, apestosa y sectaria.

   A ver si se dejan de gilipolleces honoríficas inmerecidas y pagan que es lo que hace la gente de bien sin escaquearse vergonzantemente. 

  Cuando Luis María Anson, el intocable junto a su comparsa, compruebe que es mala idea ignorarme en tanto las semillas van llegando a todas partes, entonces puede que sea inteligente y me llame para paliar los perjuicios que me han causado. No estaría de más que despidiera a Joaquín Vila por ser todo un villano de conciencia precaria. Paso a paso sigo sembrando cerca de las 100 entradas y hacia las 10.500 visitas en mes y medio.

Se le va a atragantar al mendaz Joaquín Vila lo de que no me leía nadie, siendo todo lo contrario. 

 En fin, aquí en España han chafado a los listos de turno con el Centenario de Cervantes; en cambio los ingleses se han volcado con Shakespeare. Y es que allí, además de intelectuales, son personas de bien. Así sí que se puede.

2 comentarios:

Paqui Diaz R. dijo...

Por lo visto el cinismo se paga,
lamentable, apestoso...y la gente enriqueciéndose con ello, qué injusto, viviendo de ser hipócritas.
Un abrazo Ignacio, sigue hasta que se les caiga la cara de verguenza y pagen todo lo que te deben.

Ignacio Fernández Candela dijo...

Que paguen y se disculpen, Paqui. La somera revisión de la guarrada es para que se les caiga la cara de vergüenza. Esa forma de tratar a las personas no es de buena gente, y menos de gente formada culturalmente.