GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

jueves, 28 de enero de 2016

Como portavoz Y AMIGO que fui de Ruiz-Mateos, más honrado que tú toda tu vida, Joaquín Vila

  
    Verás, Joaquín Vila, vilita, tu aparición en mi vida es una oscura anécdota; oscura como tu piel y como tu alma, anecdótico e irrelevante porque tú no te allegas a mi valor y mi dignidad así te procures penitencia veinte años. El tiempo que estimo necesario para rehabilitarte con la sospecha de actitudes que no han de ser ni muy limpias ni nada éticas durante tu trayectoria profesional, según te has comportado conmigo. Lo que has pretendido hacer con mi persona es una guarrada que solo puede inspirar una bajeza de carácter presuntamente criminal y muy cobarde.

   Puedo preguntarme sobre el porqué de esta guarrada y colijo que quizá no sea casualidad siendo tú un peón intrascendente que te mueves al ritmo que te imponen otras figuras más relevantes, igual de cobardes y probablemente con el mismo carácter deshonesto y sin escrúpulos que tú has mostrado, pero más relevantes. Quizá eres un mandado o un necio confiado, pero te equivocas conmigo si pensabas que una ruindad tuya doblegaría mi capacidad de superación y mis resistencias por muy duro que se golpee. Si hay que morir, se muere luchando.

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2015/12/estoy-forjado-de-coraje-cobardes.html 

   Guarrada la tuya... ¿Quizá todo esto me lo tengo merecido por haber sido el portavoz, mano derecha, mal les pese a tantos allegados, y defensor público y privado del mejor empresario y financiero que hubo en España, expoliado en 1983-que no expropiado- por las hordas hipocritas de gentuzas respetadas a las que les salió bien una jugada propia de estafadores de mierda, eso sí, escudados tras la demagogia política?

  Manda uebos-del latín mandat opus- que tantos hipócritas e ignorantes me miren de reojo por haber aceptado la petición de D. José María Ruiz-Mateos para representarle y ser su hombre de confianza en los últimos años de su vida.

http://laverdadocultadenuevarumasa.blogspot.com.es/2015/02/mi-respuesta-al-banquero-del-proyecto.html 

    Tú, elemental Vila, que me llamas analfabeto no eres más que un arrimado con facilidades trepadoras que no me llegas en honestidad.


   D. José María Ruiz-Mateos advirtió en mí aquellas virtudes destacadas que ya habían paralizado la facultad de Periodismo del CEU y destacado en cada momento de mi vida. Él sí, qué vas a apreciar mis letras siendo tú tan poco fiable. Todo un halago escuchar de él que jamás había conocido un hombre de mi valía después de tratar toda su vida con la flor y nata, un tropel de  hombres insignes en los momentos de mayor éxito de su existencia. Me pidió acompañarle en sus momentos más duros y aunque intenté declinar aquella invitación histórica, insistió e iniciamos una relación que me une a él más allá de las normales circunstancias de una simple amistad. En las trincheras, días, meses y años, quizá conozca más al verdadero José María Ruiz-Mateos que quienes creyeron conocerle en los despachos del triunfo o con las fuerzas plenas para luchar.

Fui hombre de confianza absoluta, mal que les pesara a tantos y tantas reconcomidos de celos y rabias.


  De ahí que los mediocres que le acompañaban recelaran como hienas esperando darme un zarpazo o como buitres esperando su acostumbrado momento del picoteo. Enemigos que fueron apareciendo por esa vileza acostumbrada de los parásitos que requieren de la traición para conseguir sus más bajos propósitos de codicia y egoísmo. Acaso no supiera yo que esta guarrada tuya apesta a otros tufos que ya había conocido durante el tiempo que estuve con D. José María.


  Acepté pues el reto y trabajé de firme a su lado en todos los aspectos conducentes a encontrar soluciones de alto nivel para poder conseguir pagar a los Inversores. Todo un desarrollo de acontecimientos históricos, Vila, tratando con el más alto nivel de esta España embaucada por tanto engaño donde tú eres solo un esbirro de condición chulesca que me resbala a la vez que me asquea por tu estulticia malintencionada.


La siembra de todo ese trabajo elaborado con el sacrificio y el esfuerzo titánico que requería estar al lado de un exigente e irrepetible talento de la empresa y la finanza-creador legal de un Holding retasado en 18.000 millones de euros-aunque fuera en los últimos tiempos de su vida, me llevó a reunirme con Directores de Presidencia de bancos, juristas muy reputados, abogados de postín, empresarios y profesionales a los que traté de tú a tú delegándome D. José María todas las responsabilidades que asumí por el respeto hacia su, él sí que lo era, insigne persona y por la confianza que él me entregó sin ambages.

http://laverdadocultadenuevarumasa.blogspot.com.es/2015/12/informacion-proyecto-de-pago-inversores.html 

  Si se me considera fracasado, Vila,  porque no he cobrado por gestiones que no tenían precio en sus muchas dificultades, es etiqueta que define a mis detractores, interesados, ladinos imbéciles, mediocres, inmundos que desconocen el valor de la dignidad que yo sí aprecio y todo lo batallado este tiempo a espaldas de lo público. Pues fue mi labor privada mucho más dura que la multitudinaria bregando con todos los medios de comunicación. Luchando por los Inversores y limpiar el buen nombre de mi amigo desconocido para la mayoría.


   D. José María Ruiz-Mateos no fue estafador antes ni lo fue después. Respecto a los ignorantes y resentidos imbéciles que le atribuyen carácter de estafador con Rumasa antigua, bastaría advertir que en 1997 fue exculpado de toda imputación quedando la expropiación en una actuación delictiva y sin justificación alguna del gobierno felipista. En 1999 se dictaron dos autos del Tribunal Supremo con la devolución del patrimonio robado a falta-ahí estuvo la trampa de los ruines togados que encubrieron el delito-de una consolidación de balances que jamás tuvo lugar. 

   Con esa exculpación es inaudito que todavía haya tanto gilipollas y envidioso culpándole de estafa cuando la misma Ley lo había absuelto. Era el sino de un genio en un país lleno de hijos de la gran puta generación tras generación. Puta envidia de mediocres y aprovechados.

   ¿Te fastidió mucho, Vila, que escribiera esto como homenaje tras su fallecimiento? Retorcido habría que ser si fuera así.¿ Lo que escribo es de analfabeto, plumerito Vila?


   Si se me echa en cara que fui su portavoz, absoluta mano derecha y hombre de confianza después de la quiebra de Nueva Rumasa con la trampa de miles de Inversores que perdieron su dinero por una gestión errática cuando no por una intención de estafa, es obligado decir, Vila:

 1-Que las investigaciones de la UDEF descartaron cualquier responsabilidad en la gestión de los pagarés.


 2-Que la gestión empresarial había sido delegada en el año 2004 cuando los médicos advirtieron en el empresario la enfermedad del Parkinson. Dicha enfermedad solo afectó a su entendimiento a pocos meses de su fallecimiento, usando la dolencia de modo inteligente para observar, tras el aparente cristal de la invalidez que le adjudicaban,  todo cuanto sucedía a su alrededor. Como hombre de confianza suyo que le acompañé hasta los domingos y fiestas de guardar durante años, sé que su comportamiento era afectado a propósito cuando trataba con los demás.

 3- Que durante los últimos años de su vida trabajé a su lado como gestor, facilitador de negociaciones, representante de su voluntad en decisiones que dejaba bajo mi criterio conocedor de cuantos pasos hubo que dar para asentar un principio de soluciones para sembrar las disposiciones de un Proyecto dirigido a conseguir dinero para pagar a los Inversores de Nueva Rumasa. Siembra que ha continuado su camino con muy serios trabajos con desarrollo internacional para alcanzar el objetivo a título y mérito póstumo del empresario. Trabajo muy duro al más alto nivel que sigue vigente a la espera de resultados.


  Siendo así, Vila, ¿qué mierda de derecho te arrogas para tratarme siendo un elemento facilón, previsible en tu iniquidad, y con esa cara, ay la cara, que te delata tan nefandas intenciones? ¿Quién eres tú, escritor de tres al cuarto pero bien apañado tras la sombra de Anson, para decirme algo? Argumentos falaces y una estúpida intención que te definen tal cuál eres y das a entender cada vez que te manifiestas.


  Ignoro qué es lo que habrá cambiado desde que Luis María Anson departió agradablemente con nosotros aquella tarde en Alondra, 2, donde fingí toda la ingenuidad que pude sabiendo que estaba delante de alguien que era zorro viejo. 

  Así contaré la anécdota de cómo tomé por verdadero el sarcasmo de Anson cuando dijo que hablaría con los jueces del Tribunal Constitucional  para agilizar el juicio de Rumasa tal y como reclamaba el empresario. Le seguí la corriente al premiado mandándole el nombre de todos los magistrados y esperando su reacción... 

  Pero esa es otra historia que no te compete, Vila. Solo págame lo que debes, aprovechado. Me tienes muy harto y cabreado, por lo que sugiero que te metas la manera de tratarme, el intento por destruirme con ese mobbing repugnante, por donde te dé más satisfacción a ti o a los que me engañaron hasta llevarme a la trampa final,... pero PÁGAME, CARADURA.

3 comentarios:

Paqui Diaz R. dijo...

Toda una proeza Ignacio, eres invencible.
Tu trayectoria pesa e incomoda a muchos.
Qué brutal " guarrada"

Ignacio Fernández Candela dijo...

Gracias, Paqui, solo soy alguien que hace lo que le dicta una sana conciencia. Pero hay que distinguir a los corderos de los cabrones. No todo el mundo es igual.

Más duro es todo con la ignorancia de la gente que ni imagina cuáles han sido tantos esfuerzos trabajando para erradicar un drama de miles de personas, del que no se ocupa esta justicia nuestra tan carente de humanidad.

Como para encima tener que soportar vilezas añadidas de gentuza sin escrúpulos. Hasta ahí íbamos a llegar.

oscura forastera dijo...

Don José María Ruiz Mateos sabía muy bien que serías la honradez personificada. Has luchado a su lado esquivando incluso amenazas de muerte, él sabía que no cejarías en tu empeño por conseguir aliviar el problema de los inversores. Muchas veces has defendido la verdad, incansable hasta saciedad. Sino cobraste nada por un trabajo honroso e impagable, pues la honestidad y la verdad no tienen precio, tuviste la gran suerte de compartir con él la lucha y el tesón por cumplir con los inversores. El senil de Vila no sabe lo que se hace y lo mucho que se perjudica.
VILA, NO TE HAGAS EL TONTO USANDO TU BAJA PALABRERÍA Y PAGA. LA VERGÜENZA DEBERÍAN VENDERLA EN PASTILLAS PARA ATIFORRARTE DE ELLAS AUNQUE SEA A LA FUERZA.