GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

lunes, 28 de marzo de 2016

Carta abierta a los anunciantes en El Imparcial.es


A TODAS LAS EMPRESAS ANUNCIADORAS EN El Imparcial.es

 Estimados Señores:

  Lamento tener que comunicarme, muy a mi pesar, obligado por estas incómodas como anómalas circunstancias que paso a relatarles a la espera de una consideración ética que presumo en Ustedes.

  
Me dirijo en carta pública que les he remitido privadamente también, para participarles la existencia de este blog, La Guarrada de El Imparcial.es. Ética según Anson,  que está muy posicionado en Google denunciando el juego sucio y la actitud inmoral que El Imparcial.es ha practicado contra mi trabajo y mi persona. 

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/03/este-blog-se-come-el-imparciales-en.html 

  Créanme que soy muy realista en mis pareceres aún sabedor de las dificultades de mis empeños personales reivindicando, con absoluta indignación, básica justicia.

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2015/12/comentarios-por-la-red-social-contra-la.html 

   A decir verdad me sorprendería que Ustedes tomaran nota, influidos por sus códigos de ética empresarial,  de cuanto les comunico aquí,  siendo tan insensible el mundo actual a cuantas injusticias padecen las personas honradas y cabales. En ocasiones solo se dispone de la dignidad para defenderse de atroces atropellos que a menudo pasan inadvertidos, dado que vivimos tiempos de deterioro generalizado en los que  la conciencia es una pose de escaparate que solo importa si hay público presente. En este caso sería loable que Ustedes se manifestaran con la Dignidad y la Ética que se suponen en Empresas de importante labor social como las suyas. En definitiva, que Ustedes sumaran su decencia corporativa respondiendo a esta ofensa contra los derechos básicos e inalienables de las personas como antítesis a lo aportado por El Imparcial.es con usos detestables de mobbing, abuso,explotación, intolerancia y aprovechamiento contra un intenso trabajo honrado durante dos años que, además, nunca remuneraron  ganando ellos demostrados y pingües beneficios. Puro parasitismo de la más baja estofa moral.



  Si leída esta carta hasta aquí no existiera interés por conocer lo que con somera descripción suena a nefasto ejemplo social y empresarial del periódico presidido por un poco ejemplar en asuntos privados-más allá de la falsedad de los escaparates en que se luce como benefactor social-como es Luis María Anson, me temo que la insensiblidad ante la injusticia escandalosa sería una evidente muestra del daño inapelable que padecemos y todavía padeceremos más, sin esperanza que valga,  en todos los órdenes de nuestro país.

  Ruego que examinen las entradas de este blog para conocer cuanto denuncio, sin que Ustedes hayan sabido al día de hoy estar colaborando en  el mantenimiento de acciones denigrantes contra los derechos humanos. 

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/01/comites-de-gestion-etica-de-las.html 

  En este caso apelo a la firmeza del criterio moral más allá de los intereses empresariales o influencias corporativas. Apelo a la decencia de la honradez pidiéndoles que no den soporte al abuso hipócrita en que algunos  convierten la gestión de un periódico que se beneficia arteramente mediante el abuso contra el trabajo ajeno. Ustedes están invirtiendo en un periódico que carece de integridad en sus más básicas formas y defendiendo el abuso y la carencia de escrúpulos por parte de individuos sin límite amoral para beneficiarse con explotaciones incalificables absolutamente surtidas de una malsana hipocresía de vergüenza ajena.

  Desde su creación hace cuatro meses, La Guarrada de El Imparcial.es. Ética según Anson tiene un impacto sobresaliente en buscadores como Google, de modo que cuantas personas encuentran El Imparcial.es, a continuación se informan de las malas artes del abuso laboral que, desgraciadamente, Ustedes patrocinan como anunciantes del periódico sin que tengan noción real de la intenciones de los directivos.

http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/01/los-incautos-que-contratan-publicidad.html

 Es tan flagrante la ausencia de código ético en las maniobras rastreras que denuncio-con pruebas contra la inmoralidad e indecencia de los responsables del periódico, capaces de obrar con una hipocresía lacerante y destructiva para la sociedad-que extraña ver a sus Empresas, tan arraigadas en el juego limpio de la dinámica de la oferta y la demanda y la productividad con carácter de integridad empresarial, publicitadas en un El Imparcial.es que está quedando en evidencia sobre los rastreros y turbios manejos de abuso laboral y la explotación que ya se conocen a través de las redes sociales en toda España, incluidos los medios de comunicación y periodistas puntales de España. Pocos de la profesión ignoran lo que está sucediendo y la siembra de la denuncia de esta injusticia está llegando multitudinariamente a todas las redes sociales.

  Es justo darles a conocer que indirectamente Ustedes están sufragando una conducta detestable y denostada socialmente como es la falta de escrúpulos y carencia de código ético para procurarse beneficios. Nada que se les pueda criticar cuando Ustedes han desconocido hasta ahora el trasfondo tras las aparentes formas honradas de El Imparcial.es . Con esta carta toman conocimiento de la deleznable situación que estoy seguro no responde al firme Código Ético de sus actividades empresariales y corporativas, a diferencia del periódico dirigido por Joaquín Vila, artífice de este  atentado contra toda honestidad profesional.

  Es mi empeño de justicia y de equilibrio moral, defender en la medida de mis posibilidades a las potenciales víctimas de abuso laboral y explotación que resultan perjudicados por maniobras como las provocadas por los responsables de este periódico, denunciando públicamente y con notable eco social a cuantos cuentan como medio de beneficio empresarial la sucia estrategia de la explotación y el abuso.

  Agradezco la atención que me han dispensado y con el realismo comedido que impulsa la redacción de esta carta abierta dirigida a los íntimos pareceres éticos de sus corporaciones, sería deseable una contestación o un interés humanitario por esta circunstancia de abuso indecente que desgraciadamente es muy frecuente por parte de ciertos elementos sin escrúpulos. 

Atentamente
                                                                               Ignacio Fernández Candela
                                                                              Excolumnista de El Imparcial
                               Objeto de abuso y explotación laboral con mobbing injustificado en El Imparcial.es


1 comentario:

Paqui Diaz R. dijo...

Haces muy bien en informar de todo esto tan desagradable, ojalá no hubiese sucedido, pero desgraciadamente ha sido así, no mereces ni un ápice del despreciable mobbing por parte de los responsables de él y estás en tu derecho de gritarlo a los cuatro vientos.
Señores responsables del mobbing, aludidos se dan, reflexionen, recapaciten y acaben con esta injusticia. Hablen con Ignacio y no lo den por arreglado porque no lo han hecho nada bien. Un saludo.