GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

martes, 15 de marzo de 2016

Exterminar la parasitación social de los abusadores


  Una infección se puede combatir con mayor o menor éxito pero es cuestión de tiempo que se reproduzca si no se ataca directamente al núcleo del problema. Una vez localizado el foco habría que exterminarlo, padre.

   Es lo que sucede con una farsa democrática donde los sinvergüenzas influyen en el devenir político y socio económico del país, disimulados los oscuros personales con los claros públicos que son comprados sin dignidad para precisamente aparentarla en ausencia de ella.

  El exterminio de los males de nuestra sociedad debería arrancar de cuajo las malas hierbas que radican en la hipocresía, la explotación, la repugnancia del abuso y la impunidad de los malnacidos. Bueno sería sacrificar los males exponenciales en la justificación de realizar un bien común. De ahí nacen las revoluciones, del hartazgo de los que con pútrida influencia explotan a sus semejantes sin menor atisbo de escrúpulo. Los tiempos de convulsión deberían conllevar la limpieza de esas suciedades que en tiempos de paz campan por sus miserables respetos. De vez en cuando es conveniente una limpieza sistemática de los abusos y la erradicación de sus parásitos.

  Ya basta de languidecer por el execrable egoísmo de seres que no aportan a la vida más que el sustento que se comen los gusanos cuando están muertos. El resto de las existencias en estos rufianes es apariencia benéfica tras la que laten almas endemoniadas, hipócritas y dañinas, surgidas del averno con imagen de humanidad. 

(Conversación de Tomás con el sacerdote Andrés. Fragmento de la novela: La pequeña puerta del Cielo (2011). Editorial Pelícano. EEUU.

1 comentario:

Paqui Diaz R. dijo...

Gran novela, La pequeña puerta del Cielo de la que eres su autor, y verdades como puños las que narras en boca de los personajes que nombras