GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

jueves, 3 de diciembre de 2015

El destino infame de Joaquin Vila



Me dice una amiga que viendo la cara de Joaquin Vila se inclina a pensar que el destino inevitable existe. "De tener esa faz que refleja la deformidad del alma, habría sido igual de hipócrita, aprovechado, ventajista, falso y, qué cojones,  feo del copón..." Mujer, no sé si tanto, respondo, pero los actos le definen.

90 columnas escritas en El Imparcial durante casi dos años, posicionadas en primeros lugares de Internet, soportando meses de humillación y encajando que unos malnacidos sigan viviendo de la parasitación, cobrando inmerecidos sueldos ellos, nutriéndose asquerosamente de los demás. "Los que se aprovechan de los demás sin conciencia no tienen vergüenza ni alma, son animales sin entrañas. Bípedos de mierda". En eso estoy de acuerdo, mira por dónde.

"Así actúan inescrupulosas las bestias de la hipocresía por los que millones claman el deseo de la exterminación. Vivimos tiempos de revelación donde los aparentemente respetables se exponen como los verdaderos  despreciables que siempre han sido. El desorden debería ser la Justicia que imperara para sacarlos de la madriguera de la explotación impune". Realmente está muy enfadada por las guarradas que me han hecho los de El Imparcial.

http://laverdadocultadenuevarumasa.blogspot.com.es/2015/12/desmontando-las-rastreras-mentiras-de.html 

"Qué grandes profesionales del oportunismo se hacen llamar dignos representantes de la sociedad: Joaquin, Vila, Carmen de la Vega, María Cano Ezcurra etc. Pleno de aprovechados que te explotan sin pagar y muestran las más ruines vergüenzas actuando con hipócrita e inmunda condición de seres sin entrañas". Le respondo que sin entrañas no será porque cagan.

"Dudo que el Presidente de El Imparcial, D. Luis María Anson,  esté al tanto de la voluntad de estas cerdadas  que no tienen perdón de Dios. Espero  que se pronuncie estando al  corriente de ello. Cuando se perpetra tan flagrante injusticia está legitimado todo para defenderse ante un atropello de una vileza mayúscula". Me quedo pensativo intentando calibrar el alcance de sus palabras.

"Porque ¿qué hacer cuando viles oportunistas se aprovechan del trabajo esforzado y bien hecho para luego humillar y echar sin la mínima decencia humana a quien ha cumplido con creces las expectativas? Sigo callado intentando calibrar el alcance de la indignación.

"En el antiguo oeste se marchaba arma en mano y se liaban a tiros acribillando a los forajidos, a los tramposos, a los muchos hijos de puta, falsos de mierda, que hay en la vida y que dañan sin punición a la gente honrada.
¿Tú tienes armas de fuego?". Sorprendido le digo: calla mujer, las de la decencia.

"Muchos echan de menos esos tiempos en que la Justicia era verdadera, Ignacio, sin vericuetos legales con que se escudan los malnacidos que deberían yacer en la tumba del olvido. Cierto que este mundo se desmorona y no me extraña. Tanta mierda suelta viviendo a expensas del sufrimiento ajeno. Algunos dicen que lo mejor sería metérselos por el culo al demonio del que salieron. Hijos de Satanás". 

Y me digo que hay razón en sus palabras pero pretendemos vivir en un mundo civilizado a pesar de tanto hijo de puta suelto.

"Dicen que la venganza es un plato que se come frío y que en ella el más inocente es el que la realiza con mayor crueldad. Sabias lecturas de la sabiduría popular como la de que a todo cerdo le llega su San Martín. Qué mundo cruel este".

Mi amiga es sincera, qué duda cabe, y me juzgo inocente pero soy incapaz de pensar en el alcance de la crueldad si un día tomara venganza de  cuantas guarradas me provocan con absoluta impunidad. Soy civilizado, eso creo, pero es verdad que este mundo es muy cruel y cambiante.

Estoy seguro de que a las gentuzas tarde o temprano la vida les pasa factura: enfermedades por sorpresa, accidentes, tragedias, muertes de seres queridos... Cuanto más siembran más recogen. Llorarán lágrimas de sangre. Es cuestión de Justicia de la existencia y no tendré que mover ni un dedo. Ellos solos se ahorcan. Siéntate a ver el cadáver del guarro de turno pasar.

"Otros entrarían a saco para legítimamente vengarse, ¿cómo pueden ser tan cerdos e inmorales?, no lo entiendo; unos tanto y otros tan poco. Así actúa la basura más apestosa".

Gracias por tu indignación compartida, Conciencia... digo Constanza, amiga mía.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Si no fuese tan triste y tan real, parecería una mala broma lo que están haciendo con esta gran persona que es Nacho.

oscura forastera dijo...

Mafia es poco.
No existen palabras insultantes suficientemente horrorosas capaces de describir a semejantes seres, sí, seres, porque para mí no tienen cabida en ningún lugar de este mundo, pues sería insultar a la naturaleza.
Repulsa, asco hasta la saciedad, hartura ante tantas mentiras y ganas de reventar ciertas bocas, todo esto es poco para lo que a muchos nos hacen sentir estas canallescas artimañas para deshacerse de uno de los mejores columnistas que ha conocido y conocerá este periódico, EL IMPARCIAL, que por cierto poco uso hace a su título, debería cambiarlo por, EL TENDENCIOSO o EL ARBITRARIO.
Joaquín, Vila, Carmen de la Vega, María Cano Ezcurra etc. No son más que gentuza, imberbes e incapaces de acercarse a escribir, ni por asomo, un artículo capaz de conseguir lectores y seguidores de un periódico que hoy en día les da de comer. Estos falaces individuos, viéndose desbordados por la calidad, lectores, comentarios y seguidores que ha conseguido Ignacio F. Candela, en tan poco tiempo con su grandes y sensacionales artículos, todos escritos con la verdad por delante y documentados adecuadamente, dándonos a conocer la realidad que estamos viviendo en este país. Siendo así tan valorados por los lectores, no han tenido otra que despreciar e invertir los resultados tan buenos que ha tenido el periódico desde que él comenzó a intervenir con sus fabulosos artículos. Estos degenerados, para mí, panda de estafadores, han tenido que deshacerse de Ignacio, ya que viendo que iba a comenzar a recibir remuneración por su honesto e impecable trabajo como columnista, después de dos años haciendo su trabajo gratis y puntual, viendo la veracidad de sus artículos y que nunca podrían llegar a su nivel, deciden prescindir de su trabajo asegurando su escasísima calidad de sus columnas, las cuales nadie lee.
¿Dónde está palabra de Anson? ¿Cuánto tiempo tendrá que soportar Ignacio semejantes ataques y mentiras hacia su persona y trabajo? ¿Cuánto más tiene que soportar tanto boicot y mobing, que se cuestione su honradez, su profesionalidad como escritor, crítico literario, etc.? ¿Cuánto más tenemos que soportar leer tantas mentiras, ver tantos atropellos y vejaciones, cuándo vamos a dejar de sentirnos manipulados por tantos hipócritas sin escrúpulos?
La lucha diaria de Ignacio es agotadora, pero la fe en su verdad y con el apoyo todos aquellos que sabemos que realmente es falso todo lo que estos parásitos dicen acerca de su persona y profesión, logrará demostrar ante cualquiera la actitud terrorista con la que estos seres golpean a esta gran y humilde persona que es Ignacio, a quién admiramos y respetamos.