GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

jueves, 3 de diciembre de 2015

Posicionamiento en Google al día de hoy: PRIMERO



Joaquin Vila me ha demostrado ser un absoluto facineroso arguyendo que me echa de El Imparcial por la "escasísima" calidad de mis columnas; solo un imbécil puede argumentar esa excusa envenenada. Es una evidencia que mi calidad como columnista está contrastada por mucho que un malintencionado y embustero diga lo contrario. Hay que ser miserable.

Pero la segunda argumentación de que no me lee nadie y que internet no miente, se cae vergonzantemente convirtiendo en falacia cada pronunciamiento de este impresentable. Unas imágenes valen más que mil palabras, tomados los pantallazos que posicionan mis columnas incluso por encima de la Wikipedia o el diccionario, o por delante de artículos de El Imparcial que cosecharon un millón de lectores únicos en tiempo record como consiguió el Sr. Anson cuando escribió: "Pablo Iglesias acierta al renunciar a la dádiva". Al día de hoy mi artículo "El único Pablo Iglesias" está por delante de todo lo escrito sobre Iglesias en El Imparcial. ¿Cómo se puede ser tan zafio en la mentira siendo  director de un periódico como El Imparcial, Vila?¿Cómo ha podido llegar a semejante poltrona siendo así de nefasto?

Como dice el mendaz Vila, Internet no miente. Y eso que me consta el sabotaje que se ha practicado estos meses contra mis columnas que no se indexaban. CANALLAS.

Ante la mentira de los hipócritas y aprovechados sin decencia solo cabe la defensa con la verdad demostrable. Y lleva la pantalla referencia de fechas. Hay que ser imbéciles y tramposos. Indecentes e hipócritas, no se juega así con la vida de las personas honradas. Panda de...

(A 17 de Febrero de 2016, muchas de mis columnas siguen posicionadas, permanentemente, en primer lugar de búsquedas genéricas por Google y otros buscadores).

1 comentario:

oscura forastera dijo...

Mafia es poco.
No existen palabras insultantes suficientemente horrorosas capaces de describir a semejantes seres, sí, seres, porque para mí no tienen cabida en ningún lugar de este mundo, pues sería insultar a la naturaleza.
Repulsa, asco hasta la saciedad, hartura ante tantas mentiras y ganas de reventar ciertas bocas, todo esto es poco para lo que a muchos nos hacen sentir estas canallescas artimañas para deshacerse de uno de los mejores columnistas que ha conocido y conocerá este periódico, EL IMPARCIAL, que por cierto poco uso hace a su título, debería cambiarlo por, EL TENDENCIOSO o EL ARBITRARIO.
Joaquín, Vila, Carmen de la Vega, María Cano Ezcurra etc. No son más que gentuza, imberbes e incapaces de acercarse a escribir, ni por asomo, un artículo capaz de conseguir lectores y seguidores de un periódico que hoy en día les da de comer. Estos falaces individuos, viéndose desbordados por la calidad, lectores, comentarios y seguidores que ha conseguido Ignacio F. Candela, en tan poco tiempo con su grandes y sensacionales artículos, todos escritos con la verdad por delante y documentados adecuadamente, dándonos a conocer la realidad que estamos viviendo en este país. Siendo así tan valorados por los lectores, no han tenido otra que despreciar e invertir los resultados tan buenos que ha tenido el periódico desde que él comenzó a intervenir con sus fabulosos artículos. Estos degenerados, para mí, panda de estafadores, han tenido que deshacerse de Ignacio, ya que viendo que iba a comenzar a recibir remuneración por su honesto e impecable trabajo como columnista, después de dos años haciendo su trabajo gratis y puntual, viendo la veracidad de sus artículos y que nunca podrían llegar a su nivel, deciden prescindir de su trabajo asegurando su escasísima calidad de sus columnas, las cuales nadie lee.
¿Dónde está palabra de Anson? ¿Cuánto tiempo tendrá que soportar Ignacio semejantes ataques y mentiras hacia su persona y trabajo? ¿Cuánto más tiene que soportar tanto boicot y mobing, que se cuestione su honradez, su profesionalidad como escritor, crítico literario, etc.? ¿Cuánto más tenemos que soportar leer tantas mentiras, ver tantos atropellos y vejaciones, cuándo vamos a dejar de sentirnos manipulados por tantos hipócritas sin escrúpulos?
La lucha diaria de Ignacio es agotadora, pero la fe en su verdad y con el apoyo todos aquellos que sabemos que realmente es falso todo lo que estos parásitos dicen acerca de su persona y profesión, logrará demostrar ante cualquiera la actitud terrorista con la que estos seres golpean a esta gran y humilde persona que es Ignacio, a quién admiramos y respetamos.