GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

sábado, 5 de diciembre de 2015

Punto final y alegato como conclusión de este blog

LA GUARRADA 
DE



Por respeto y agradecimiento a D. Luis María Anson, doy por finalizado el propósito de este blog que buscaba denunciar la guarrada perpetrada por Joaquin Vila, director de El Imparcial.es, y algunos de los más hipócritas elementos asalariados del periódico.

No escribiré más y tampoco lo borraré como defensa legítima ante el atropello orquestado contra mí y el trabajo desempeñado en el periódico durante casi dos años y sin cobrar.

De haber continuado, El Imparcial.es habría sido seriamente dañado siguiendo la parábola del sembrador y la multiplicación de semillas. Algunos miserables me subestiman y terminan rebozados en su propia mierda.No hay más que ver la representación masiva que supone cualquier trabajo mío por los buscadores, incluidas las colaboraciones en El Imparcial.es.

Solo me resta decir que dirigido El Imparcial.es por Joaquin Vila, subdirigido por María Cano Ezcurra y representado por Carmen de la Vega, las fisuras profesionales, morales y económicas no tardarán en hacer estragos tanto en política interna como externa del periódico. La avaricia rompe el saco y yo temería las expectativas de bonanza económica con individuos de este percal en El Imparcial.es.

El sostenimiento del digital procede de Luis María Anson, quien desafortunadamente no puede controlar las problemáticas que genera la inconsistencia en la dignidad y la honestidad del equipo que preside.

Agradecido a D. Luis María Anson finalizo mi relación con El Imparcial.es después de soportar el ruin y sostenido boicot de quienes recibirán, a modo de bumerang y multiplicado, las consecuencias de esta guarrada que se ha hecho con mi trabajo posicionado en los primeros lugares de Internet. Precisamente por ello la traición de los mediocres que terminarán tragándose las inmundicias de sus actos recogiendo siembras.

El Presidente de el periódico, D. Luis María Anson no puede desautorizar a un director. Lo sé, por muy en desacuerdo que podamos estar con lo sucedido y  sobre lo que él se ha pronunciado correctamente pidiéndome un esfuerzo para afrontar con resignación esta insidia. Por respeto hacia él y agradecimiento, así lo haré.

Larga y sencilla vida a Luis María Anson, quien ya ha trabajado mucho como para que nadie se la complique. La existencia de El Imparcial.es acabará con su marcha,  o antes si estos elementos dañinos siguen  el proceso de corrupción hace largo tiempo iniciado.

No hay más que hablar, como así se lo he comunicado al Sr. Anson a quien le agradezco su trato impecable y muy cordial desde que nos conocimos personalmente.

Ignacio Fernández Candela

 


3 comentarios:

oscura forastera dijo...

Mafia es poco.
No existen palabras insultantes suficientemente horrorosas capaces de describir a semejantes seres, sí, seres, porque para mí no tienen cabida en ningún lugar de este mundo, pues sería insultar a la naturaleza.
Repulsa, asco hasta la saciedad, hartura ante tantas mentiras y ganas de reventar ciertas bocas, todo esto es poco para lo que a muchos nos hacen sentir estas canallescas artimañas para deshacerse de uno de los mejores columnistas que ha conocido y conocerá este periódico, EL IMPARCIAL, que por cierto poco uso hace a su título, debería cambiarlo por, EL TENDENCIOSO o EL ARBITRARIO.
Joaquín, Vila, Carmen de la Vega, María Cano Ezcurra etc. No son más que gentuza, imberbes e incapaces de acercarse a escribir, ni por asomo, un artículo capaz de conseguir lectores y seguidores de un periódico que hoy en día les da de comer. Estos falaces individuos, viéndose desbordados por la calidad, lectores, comentarios y seguidores que ha conseguido Ignacio F. Candela, en tan poco tiempo con su grandes y sensacionales artículos, todos escritos con la verdad por delante y documentados adecuadamente, dándonos a conocer la realidad que estamos viviendo en este país. Siendo así tan valorados por los lectores, no han tenido otra que despreciar e invertir los resultados tan buenos que ha tenido el periódico desde que él comenzó a intervenir con sus fabulosos artículos. Estos degenerados, para mí, panda de estafadores, han tenido que deshacerse de Ignacio, ya que viendo que iba a comenzar a recibir remuneración por su honesto e impecable trabajo como columnista, después de dos años haciendo su trabajo gratis y puntual, viendo la veracidad de sus artículos y que nunca podrían llegar a su nivel, deciden prescindir de su trabajo asegurando su escasísima calidad de sus columnas, las cuales nadie lee.
¿Dónde está palabra de Anson? ¿Cuánto tiempo tendrá que soportar Ignacio semejantes ataques y mentiras hacia su persona y trabajo? ¿Cuánto más tiene que soportar tanto boicot y mobing, que se cuestione su honradez, su profesionalidad como escritor, crítico literario, etc.? ¿Cuánto más tenemos que soportar leer tantas mentiras, ver tantos atropellos y vejaciones, cuándo vamos a dejar de sentirnos manipulados por tantos hipócritas sin escrúpulos?
La lucha diaria de Ignacio es agotadora, pero la fe en su verdad y con el apoyo todos aquellos que sabemos que realmente es falso todo lo que estos parásitos dicen acerca de su persona y profesión, logrará demostrar ante cualquiera la actitud terrorista con la que estos seres golpean a esta gran y humilde persona que es Ignacio, a quién admiramos y respetamos.

oscura forastera dijo...

Mafia es poco.
No existen palabras insultantes suficientemente horrorosas capaces de describir a semejantes seres, sí, seres, porque para mí no tienen cabida en ningún lugar de este mundo, pues sería insultar a la naturaleza.
Repulsa, asco hasta la saciedad, hartura ante tantas mentiras y ganas de reventar ciertas bocas, todo esto es poco para lo que a muchos nos hacen sentir estas canallescas artimañas para deshacerse de uno de los mejores columnistas que ha conocido y conocerá este periódico, EL IMPARCIAL, que por cierto poco uso hace a su título, debería cambiarlo por, EL TENDENCIOSO o EL ARBITRARIO.
Joaquín, Vila, Carmen de la Vega, María Cano Ezcurra etc. No son más que gentuza, imberbes e incapaces de acercarse a escribir, ni por asomo, un artículo capaz de conseguir lectores y seguidores de un periódico que hoy en día les da de comer. Estos falaces individuos, viéndose desbordados por la calidad, lectores, comentarios y seguidores que ha conseguido Ignacio F. Candela, en tan poco tiempo con su grandes y sensacionales artículos, todos escritos con la verdad por delante y documentados adecuadamente, dándonos a conocer la realidad que estamos viviendo en este país. Siendo así tan valorados por los lectores, no han tenido otra que despreciar e invertir los resultados tan buenos que ha tenido el periódico desde que él comenzó a intervenir con sus fabulosos artículos. Estos degenerados, para mí, panda de estafadores, han tenido que deshacerse de Ignacio, ya que viendo que iba a comenzar a recibir remuneración por su honesto e impecable trabajo como columnista, después de dos años haciendo su trabajo gratis y puntual, viendo la veracidad de sus artículos y que nunca podrían llegar a su nivel, deciden prescindir de su trabajo asegurando su escasísima calidad de sus columnas, las cuales nadie lee.
¿Dónde está palabra de Anson? ¿Cuánto tiempo tendrá que soportar Ignacio semejantes ataques y mentiras hacia su persona y trabajo? ¿Cuánto más tiene que soportar tanto boicot y mobing, que se cuestione su honradez, su profesionalidad como escritor, crítico literario, etc.? ¿Cuánto más tenemos que soportar leer tantas mentiras, ver tantos atropellos y vejaciones, cuándo vamos a dejar de sentirnos manipulados por tantos hipócritas sin escrúpulos?
La lucha diaria de Ignacio es agotadora, pero la fe en su verdad y con el apoyo todos aquellos que sabemos que realmente es falso todo lo que estos parásitos dicen acerca de su persona y profesión, logrará demostrar ante cualquiera la actitud terrorista con la que estos seres golpean a esta gran y humilde persona que es Ignacio, a quién admiramos y respetamos.

Anónimo dijo...

Andrés Martínez.
Sr. Candela: es loable su comportamiento de lealtad con el Sr. Anson pero creo que aún deberá responderle porque no es ético encubrirse tras un director.Él es el presidente del periódico y a usted le han hecho una putada que no tiene nombre. No hay honor que valga si Anson no toma cartas en el asunto al saber que le echan sin haber cobrado y con mentiras tan malvadas y sin base.Es mi opinión pero a usted ya le honra el gesto.