GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

martes, 15 de diciembre de 2015

Fases soportadas del Mobbing en El Imparcial.es



(Fuente: Fundación Universia)

 Según los estudiosos de esta lacra, existen 5 fases del Mobbing que me dispongo a demostrar con los correos recibidos de Carmen de la Vega, responsable de colaboraciones en el periódico, y comunicaciones que mantuve con ella delineándose, sin yo saberlo entonces, la estrategia de Mobbing para impulsarme después a abandonar "voluntariamente" por desánimo y desmotivación siendo blanco de todo desprecio y humillación contra mi trabajo y persona.

Una auténtica profesional de la hipocresía esta mujer de aspecto caballar, es una apreciación, cuya cara debería haberme advertido de lo que escondía tras una mirada escrutadora y poco expresiva.
  1. Fase de seducción
  2. Fase de conflicto
  3. Fase de estigmatización
  4. Fase de intervención desde la empresa
  5. Fase de marginación.  

Fases del Mobbing: 1-Seducción

Es una fase crucial, sin ella no se puede producir el acoso.
El acosador se gana a su víctima a través de diferentes acciones pero aún no ha utilizado su potencial despreciativo.
El objetivo se centra en engatusar a la víctima.
El objetivo es descubrir las debilidades para luego atacar donde más duele. Puede ser arrebatarle algo que le pertenece (Autoestima, honra, imagen pública etc.).

Cuando se quiere prescindir de alguien después de explotarlo hay una denominación específica: Moobing descendente. Puede tratarse de una mezquina estrategia empresarial cuyo objetivo es deshacerse de una persona forzando el abandono "voluntario"  sin proceder a su despido legal o moral recompensado, ya que sin motivo acarrearía un coste económico para la empresa.

Ya es impresentable una estrategia empresarial para obligar a abandonar "voluntariamente" a la víctima con desprecios y presiones, pero de caraduras malignos es hacerlo con alguien que no ha cobrado un solo euro por las aportaciones realizadas a un periódico cuyo honorífico presidente se comprometía a pagar las colaboraciones en un futuro próximo.

En breve presentaré los correos que prueban cada fase de este arte de la hipocresía dirigido por Carmen de la Vega, recibiendo instrucciones que robóticamente fue cumpliendo con la mayor y más amable de las falsedades.

1 comentario:

Paqui Diaz R. dijo...

Mucho daño te han causado!!! sigue contando todo lo sucedido, ha de saberse. Lo que no saben ellos es que nunca podrán acabar con un gran escritor de tu talla, esa que les hacía tanta sombra por lo visto. Mucho ánimo.