GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

domingo, 13 de diciembre de 2015

Pruebas básicas de explotación y mobbing en El Imparcial.es


A falta de desmenuzar el informe probatorio del mobbing que he soportado estos últimos meses, existen dos pruebas irrefutables que demuestran la indecencia de la explotación, sin percibir ninguna compensación monetaria, y el maltrato contra la dignidad personal y mi trabajo, características al uso en las técnicas de acoso laboral.

Más execrable es aguantar este mobbing sin que hayan pagado jamás las aportaciones de mis columnas que, como he demostrado, han estado y están posicionadas en primeros lugares de buscadores por Internet.

Las dos pruebas principales de estas irregularidades que denuncio son:

1-EXPLOTACIÓN- Considerando que la aportación de artículos estribaba en la expectativa de cobrar en un futuro próximo, según compromiso de Luis María Anson,  la cesión de 90 columnas a El Imparcial.es no ha percibido ni un euro en casi dos años de puntuales entregas semanales. Cuando ha llegado el momento de valorarlas, se ha prescindido de mis aportaciones que siguen sin compensarse en una muestra de explotación mediante el engaño y la argucia con tintes dolosos, según el inadmisible comportamiento de los responsables del periódico.

2-INTENTO DE MALTRATO PSICOLÓGICO Y VEJACIÓN- Los muchos lectores de mis columnas y de mi obra literaria podrían argumentar, de hecho lo hacen, sobre la absurda y perniciosa declaración que el director, Joaquín Vila, ha esgrimido como excusa para prescindir de mi colaboración: "Por la escasísima calidad de las columnas".

Todo lo contrario, mis columnas eran consideradas habitualmente como sobresalientes y muy singulares.

Más plumero no se le puede ver como maltratador psicológico. Se colige por sus palabras una intención despreciativa, más allá de pronunciarse con criterio profesional en sus alegaciones. Sin ambages, miente y busca la humillación, una más de las soportadas tiempo atrás con permanentes muestras de discriminación.

La óptima calidad de mis artículos es indiscutible, como profesional de las Letras que soy, avalada por insignes escritores, pensadores y editores. Pretextar que se prescinde de mi aportación por la "escasísima" calidad de mis escritos, además de una ridícula falsedad,  es sin duda una intención humillante por parte de un director sin escrúpulos al que poco le importa la repercusión moral de sus soflamas.

Sobre la falacia de que no se leen los artículos, valga de masiva prueba las búsquedas en Google, verbigracia, para mostrar el carácter mendaz de Vila.Sin duda que se han manipulado ex profeso los datos para avalar el engaño, pero Internet no miente: hay otros más concluyentes que los que puede desvirtuar el periódico.

Explotación vergonzante y carácter vejatorio del director en sus argumentaciones para no pagar nunca, ni lo de antes ni después porque me expulsa,  después de someterme a un acoso y derribo que próximamente desgranaré con detalle. Abuso e insulto.  Esas son las verdades en la maniobra contra mí.

La guarrada de El Imparcial.es, el periódico de ética rara que aconseja moralmente a España y al mundo, es una evidencia que debería avergonzar a todo ciudadano de bien, ya sea empresario o trabajador. Fetidez en estado puro con aroma disimulado de cultura y civilización.

 Primero habría que culturizar las elementales reglas de decencia en el comportamiento humano y luego cumplirlas antes de presumir como granados guías de la dignidad social. Premisas básicas que se pierden en el laberinto de intereses ¿donde no se ha dudado en extraviar la pública honestidad de una institución? Poco inteligente y menos íntegra la intención con este ejemplo tan poco grato para millones de ciudadanos que sufren, hasta la extenuación, esta lacra de la explotación y el abuso inmoral. Con razón dicen algunos de sacar las guillotinas a las calles. Con razón.


1 comentario:

Paqui Diaz R. dijo...

Dignidad, es de lo que carecen estas gentes, muchas personas son las que sufren este tipo de mal, sigue defendiendote, tienes todo mi apoyo.