GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

martes, 22 de diciembre de 2015

Forjado de coraje y harto de gentuza


Muchos de los que me critican o pretenden humillarme, son gentuzas de vida fácil que no han vivido, ni por asomo, algunas de las experiencias de auto superación que he sobrepasado cuando muchos otros habrían sucumbido. 

Muy seguramente la gentualla que me pretende este daño no ha vivenciado la dureza de los sacrificados retos que he vencido pese a tener todo, al principio, en mi contra. En Marzo de 2009 vi una pistola a punto de dispararse a un palmo de la cara  y otras 11 apuntándome al confundirme con un criminal a la fuga perseguido por seis coches de la Policía Nacional; un asesino que portaba arma de fuego y granada de mano. Sin saberlo me había convertido en un peligro público por los errores y absurdos que  sucedieron encadenadamente aquella noche. Sentado en mi motocicleta y con el casco integral puesto fui violentamente detenido en una situación donde la realidad supera a la ficción. Después de eso y más experiencias de superviviente, los mierdas de segunda y tercera división que pretenden dañarme en este mundo pueden irse literalmente a tomar por culo.

Unas confusiones y el añadido de que unos delincuentes muy peligrosos habían huido en una moto de alta cilindrada justo cuando yo pasaba por allí a veinte metros del garaje de mi casa, convirtieron mis días en una pesadilla inmisericorde contra la que tuve que luchar  para vencerla. 

En un segundo mi existencia se convirtió, por acerbos equívocos, en ese infierno del que tuve que salir con bien por absoluto instinto de supervivencia. La vida cambia en momentos tan extremos y los límites se expanden.Se inició una persecución a doscientos kilómetros por hora en medio de las calles al no identificarse un coche de la Secreta que inició una brutal e inexplicable acoso después de apoyarme en el coche para evitar una caída fortuita de mi motocicleta al resbalar sobre una mancha oleaginosa. Una noche infernal que muchos de mis cobardes abusadores no pasarán en toda su puta vida. Un experiencia extrema así cambia a  la gente, la refuerza con dureza aunque no dejé que por eso perdiera yo mi nobleza personal.

http://poderletras-ares.blogspot.com.es/2011/12/resena-la-afilada-navaja-de-ockham-i-y.html

https://laafiladanavajadeockham.wordpress.com/2010/04/11/critica-literaria-de-sergi-echaburu-soler-autor-y-editor/

Fue solo el inicio de un duro calvario.Vencí judicialmente-ante la sorpresa de los abogados que me avisaron de que no salir perjudicado era imposible- a cuatro policías que usaban sus principios de veracidad dolosamente para engañar a una juez, ocultar sus salvajes errores  y buscarme una condena por otros delitos inventados. Sé lo que es tratar con alimañas y arrancarles de cuajo los colmillos.

Sé lo que es renacer de las cenizas y contemplar este mundo de tantas basuras reconocidas, sin otro mérito real que pisar sin castigo a su prójimo y aprovecharse de ello. No me impresiona la fama de los injustos sino la honradez de los sencillos.

He vivido, honrada, sensata y sanamente rasando lo radical, como si la existencia me procurara tremendos retos, y estoy forjado en la muy puta fragua del coraje. Sigo siendo buena persona pero sé distinguir a los corderos de los cabrones. No me dejo pisar y si me buscan, me encuentran. No tengo límite en la concepción de justicia verdadera que la existencia me ha inspirado con dureza. Es mejor que no me busquen porque encontrarme no será grato. Juego en otra división donde no creo que la justicia humana sea la verdadera.

He batallado en mi existencia más de lo que hayan hecho juntos esta comparsa de aprovechados sin conciencia. He pasado de todo como para encima tener que soportar a unos indeseables de vida fácil. Se han equivocado de víctima porque estoy harto de hienas y buitres, serpientes y escorpiones, sobrantes del mundo que solo sirven para joder la vida de los demás; estoy firmemente seguro de que a las alimañas se las ha de aplastar para que no inoculen ponzoña. Harto. 

Métanse el intento de humillación por donde les quepa.

1 comentario:

Paqui Diaz R. dijo...

Gran persona y excelso escritor, pese a quien pese, ya les gustaría a más de uno.
Adelante Nacho, coraje no te falta para destapar las verguenzas de éstos que van a lo suyo sin importarles un ápice el daño que hacen a personas honestas y honradas