GUARRADA

guarrada. (De guarro1). 1. f. Porquería, suciedad, inmundicia. 2. f. Acción sucia e indecente. 3. f. coloq. Mala pasada. Real Academia Española

jueves, 3 de diciembre de 2015

Hipócritas y manipuladores en El Imparcial





Guarros son los que hacen guarradas es algo que podría haber pronunciado Forrest Gump en la película del mismo título.

La víctima de una violación suele ser acosada y amedrentada para dejar impune el delito. En España es costumbre coser a puñaladas traicioneramente;  luego intentar evitar dar explicaciones dejando en indefensión al agredido para después coaccionarle.

He recibido respuesta de Joaquin Vila, director de El Imparcial, a la entrada que publiqué anteriormente. Dicha respuesta le califica en el cinismo más visceral y corrobora la clase de individuos con los que se ha de bregar. 

Además, fue D. Luis María Anson quien juzgó la idoneidad de incorporarme como columnista. Editores, escritores y pensadores de renombre han considerado mi letra como excelente y de singular calidad. Este muy  honorable director sigue demostrando con burda falacia el vil acoso que he denunciado.

Denunciado el mobbing solo le restaba justificar tan repugnantes actuaciones con una falaz razón que explicara prescindir de mis artículos. Y el muy hipócrita le echó cara para escribirme lo siguiente:

Director El Imparcial <director@elimparcial.es>

El motivo de prescindir se su colaboración no fue otro que la escasísima calidad de los artículos, que,además, siempre quedaban entre los tres menos leídos de la semana. Estos datos son demostrables.
La propagación de calumnias e insultos es un delito. Pero no así la publicación de los datos reales de los lectores de los artículos publicados en El Imparcial.




MI RESPUESTA

Ignacio Fernández Candela 

¿Escasísima calidad de mis columnas? La idiocia acompaña a la retorcida moral.
El facineroso no tiene límites en el cinismo y la manipulación. La escasísima calidad de mis columnas la prefiero a su vulgar, predecible y consabida redacción de un profesional del montón. De hecho no me satisfaría escribir de modo tan corriente como hace usted, Vila.
No me creo nada de quienes han actuado este tiempo atrás de modo tan rastrero. Primero está la intención y después esa supuesta demostración manipulada. Protesté repetidamente sobre la falta de indexados de mis columnas y demás irregularidades que solo sucedían conmigo. Miente,  pues puedo demostrar la falacia de su argumentación después de soportar todo tipo de artimañas conducentes a prescindir de mis artículos.
Muy seguramente sea la calidad de mis artículos y la interacción con las redes sociales lo que haya levantado el recelo de los mediocres de espíritu con los que acostumbro a topar. Esa sea quizá la razón de que tilde de escasísima calidad mi identidad intelectual siendo la de usted, la personal, tan nefasta como falsa.
Me quedo con mi persona, de recta conciencia, y con mi estilo literario preferible al patrón de limitada intelectualidad que compruebo en sus artículos. La otra limitación, la moral, se la dejo a su conciencia y a cuantos hipócritas han orquestado sin escrúpulos tamaña infamia contra mi persona. No me cambio en ningún sentido por ninguno de esta pandilla de mendaces profesionales con los que he tratado este tiempo.
Voy a denunciar el cinismo con la verdad por delante, concepto que se les escapa por pura carencia de valor moral a tenor de los ruines comportamientos que he soportado injustificadamente. Miserables.

------------------------------------------------------------------------------------------------

PERDÓN POR LAS POSIBLES ERRATAS PUES ESCRIBO CON DOLOR. LAMENTO LA ESCAYOLA QUE ADORNA MI MANO. DE LO CONTRARIO YA HABRÍA DESPACHADO LAS MENTIRAS, MANIPULACIONES E HIPÓCRITAS ARGUMENTACIONES SOBRE LA ESCASÍSIMA CALIDAD DE LAS COLUMNAS.

PERO AÚN CON ELLA PUESTA NO DEJARÉ QUE UNOS RUINES APROVECHADOS VAYAN DE HONESTOS PROFESIONALES POR LA VIDA.

-----------------------------------------------------------------------------------------
Primeras reacciones por Facebook:
Mercedes Cruz Meneses Esto si que es el.colmo. Pero como se atreve ese impresentable a decir algo así.
Angel Giner
Angel Giner Ánimo Ignacio, hoy en día ser honesto y buen profesional choca con los intereses de mediocres llegados a lo más alto a través de los atajos, las mentiras, los chantajes y servidumbre...

2 comentarios:

Mercedes de la Cruz dijo...

Me parece admirable esta lucha titánica que tienes Nacho, tengo Fe, va a salir bien ya lo veras.

oscura forastera dijo...

Mafia es poco.
No existen palabras insultantes suficientemente horrorosas capaces de describir a semejantes seres, sí, seres, porque para mí no tienen cabida en ningún lugar de este mundo, pues sería insultar a la naturaleza.
Repulsa, asco hasta la saciedad, hartura ante tantas mentiras y ganas de reventar ciertas bocas, todo esto es poco para lo que a muchos nos hacen sentir estas canallescas artimañas para deshacerse de uno de los mejores columnistas que ha conocido y conocerá este periódico, EL IMPARCIAL, que por cierto poco uso hace a su título, debería cambiarlo por, EL TENDENCIOSO o EL ARBITRARIO.
Joaquín, Vila, Carmen de la Vega, María Cano Ezcurra etc. No son más que gentuza, imberbes e incapaces de acercarse a escribir, ni por asomo, un artículo capaz de conseguir lectores y seguidores de un periódico que hoy en día les da de comer. Estos falaces individuos, viéndose desbordados por la calidad, lectores, comentarios y seguidores que ha conseguido Ignacio F. Candela, en tan poco tiempo con su grandes y sensacionales artículos, todos escritos con la verdad por delante y documentados adecuadamente, dándonos a conocer la realidad que estamos viviendo en este país. Siendo así tan valorados por los lectores, no han tenido otra que despreciar e invertir los resultados tan buenos que ha tenido el periódico desde que él comenzó a intervenir con sus fabulosos artículos. Estos degenerados, para mí, panda de estafadores, han tenido que deshacerse de Ignacio, ya que viendo que iba a comenzar a recibir remuneración por su honesto e impecable trabajo como columnista, después de dos años haciendo su trabajo gratis y puntual, viendo la veracidad de sus artículos y que nunca podrían llegar a su nivel, deciden prescindir de su trabajo asegurando su escasísima calidad de sus columnas, las cuales nadie lee.
¿Dónde está palabra de Anson? ¿Cuánto tiempo tendrá que soportar Ignacio semejantes ataques y mentiras hacia su persona y trabajo? ¿Cuánto más tiene que soportar tanto boicot y mobing, que se cuestione su honradez, su profesionalidad como escritor, crítico literario, etc.? ¿Cuánto más tenemos que soportar leer tantas mentiras, ver tantos atropellos y vejaciones, cuándo vamos a dejar de sentirnos manipulados por tantos hipócritas sin escrúpulos?
La lucha diaria de Ignacio es agotadora, pero la fe en su verdad y con el apoyo todos aquellos que sabemos que realmente es falso todo lo que estos parásitos dicen acerca de su persona y profesión, logrará demostrar ante cualquiera la actitud terrorista con la que estos seres golpean a esta gran y humilde persona que es Ignacio, a quién admiramos y respetamos.